Azules a medio paso

15.05.2012 15:32

(Tomado de Cubadebate)

El desafío, celebrado en el capitalino estadio Latinoamericano, estuvo dominado de principio a fin por los dueños de casa, muestra de soberana jerarquía tras caer derrotado el pasado domingo en el cuarto encuentro de la serie.

La baza esencial del mentor industrialista Lázaro Vargas fue su abridor Odrisamer Despaigne, quien contuvo de manera eficaz a la artillería yumurina en los momentos cumbre del partido.

El equipo me apoyó a la defensa, me sentí cómodo lanzando y las cosas me salieron bien. Al Latinoamericano los rivales vienen a perder, eso me lo enseñaron desde niño, yo no sentí ninguna presión (ante más de 45 mil espectadores), la presión es para los otros, sentenció el serpentinero de 24 años.

Despaigne trabajó durante ocho y un tercio de entrada conjugando acertadamente su bola rápida con sus rompimientos. En ese período propinó cuatro ponches, regaló par de boletos, admitió ocho hits y le marcaron solo una carrera (limpia).

Odrisamer estuvo intransitable. Su labor tiene gran mérito porque nos pone a un paso de la final, y más si miramos como se comportó ante un equipo extremadamente inspirado como Matanzas, exaltó Vargas, al calificar la faena del principal astro de su staff de pitcheo.

Esta victoria representó la cuarta para el diestro capitalino en esta postemporada, su número 17 en la presente campaña, y la octava de su carrera deportiva en fases de play off.

La suerte del partido quedó prácticamente definida en el mismo primer episodio, cuando el slugger Alexander Malleta sacudió enorme cuadrangular de tres carreras a lo profundo de la pradera derecha, que provocó la súbita explosión del abridor rival Yohan Hernández.

Los anfitriones vieron como Matanzas descontó una carrera en el tercer capítulo, sin embargo en la parte baja de esa misma entrada el segunda base industrialista Juan Carlos Torriente disparó jonrón en solitario, de línea, por encima de las bardas del jardín izquierdo, que puso orden en el desafío y devolvió la ventaja de tres anotaciones a sus huestes.

Esa diferencia parecía un mundo para los yumurinos debido a la efectividad exhibida por Despaigne, quien se complicó en ocasiones pero siempre salió ileso de las envestidas de los dirigidos por Víctor Mesa.

Industriales amplió la ventaja en el quinto inning, al fabricar una carrera impulsada por sencillo de Serguei Pérez, y puso cifras definitivas al partido en el octavo, gracias al tercer hit de Torriente en el choque, con el que remolcó a Carlos Tabares desde segunda base.

En el encuentro, la mecánica de corrido de las bases de Matanzas falló en varias ocasiones, lo que permitió a la defensa local concretar dos outs en home y matar así dos posibles racimos de carreras.

Los muchachos (del equipo Matanzas) son muy jóvenes e inexpertos, trabajamos duro con ellos, pero la mecánica de jugar al béisbol no se aprende de un día para otro, fallamos varias veces y no debió haber pasado, menos ante Industriales, valoró Víctor Mesa, inmerso en su primer año al frente de la escuadra yumurina (sempiterna colista del béisbol cubano desde 1993 hasta esta Serie).

De esta manera, Industriales obtuvo un triunfo de oro en el trascendental quinto partido de esta final divisional, pactada al mejor de siete, aunque todavía deberá ganar un juego de los últimos dos de la serie ante los matanceros para coronarse campeón occidental.

Si los azules lograran avanzar a la siguiente fase habrían clasificado a su sexta final en los últimos 10 años, tras conquistar el cetro de Cuba en 2003, 2004, 2006 y 2010, y quedar subcampeones en 2007.

Ahora estos equipos se moverán hasta la comarca matancera para dirimir el sexto partido (y séptimo si fuera necesario), específicamente en el estadio Victoria de Girón.

Se prevé un presunto duelo de lanzadores entre el derecho Maikel Martínez, por los anfitriones, y el zurdo Ian Rendón, por los huéspedes, aunque no se descarta la aparición en escena del as matancero Jorge Alberto Martínez y del campeón olímpico industrialista Frank Monthiet, como cartas debajo de la manga.